martes, 22 de enero de 2019

Emprende SOLO si cumples con estos requisitos


Aunque ya hemos escuchado que, para emprender y tener éxito en un nuevo negocio, lo primordial es tener las ganas y la decisión de hacerlo, existen acciones básicas que te ayudarán a cimentar, fortalecer y desarrollar tu nuevo negocio. 
  • Ahorra: Contar con buenos ahorros para vivir mientras el negocio florece te dará tranquilidad y respaldo ante situaciones imprevistas. A diferencia de quienes trabajan para un patrón y cuentan con prestaciones sociales, el nuevo empresario debe solventar sus necesidades de salud, educación, viáticos y todos los gastos que resulten de sus actividades personales y profesionales. Principalmente por esas razones, y previendo gastos emergentes y nuevas oportunidades de negocio cuando tu empresa apenas está tomando impulso, ahorrar es fundamental.
  • Conserva tu empleo durante un tiempo: Contar con una fuente segura de ingresos durante los primeros pasos del nuevo negocio te permitirá apreciar la forma en la que se desenvuelve, para estimar bien tus necesidades económicas y principalmente, para que con las ganancias de tu empleo fijo puedas ahorrar para tener margen de maniobra en los negocios, y una bolsa de dinero para emergencias. Sabemos que hacerlo conlleva esfuerzo y quizá algunos sacrificios de tiempo y dinero, pero sin duda es una gran idea para emprender.
  • Planea y organiza: Aunque las ganas y el capital para hacerlo son indispensables, ningún proyecto es capaz de sostenerse sin organización y una buena planeación. Para evitar problemas y pérdidas, te sugerimos tomar consejos, cursos y capacitaciones que te permitan aprender a estructurar tu negocio, o bien, a explotar al máximo tus capacidades para hacerlo, si es que ya cuentas con ellas. No subestimes este paso, pues se trata del respaldo y principal potenciador de todo tu esfuerzo, inversión y ganas de salir adelante.
  • Define y delimita: La idea de tu negocio, o bien, qué necesidad va a satisfacer el producto o servicio que ofreces, puede surgir de experiencias personales, de la observación del medio que rodea a los emprendedores, de sugerencias de amigos, familiares, y de un sinfín de orígenes. Es frecuente que el momento más laborioso del nuevo empresario antes de lanzarse, es el que ocurre cuando enfrenta la idea con el plan de su negocio, pues en el imaginario, nuestra oferta será revolucionaria y mejorará la vida de quienes la consumen. Es importante concientizarse, y caer en cuenta de que, si bien, en el futuro podemos lograr cambios importantes, nos encontramos en la fase de inicio, en la que debemos establecer objetivos realistas y alcanzables. Por eso, define muy bien el alcance que tendrás en esta primera etapa, y delimita las áreas de influencia que tendrás. Con esto evitarás malgasto, y desilusiones cuando lleguen los primeros resultados.
Si ya estás a punto de decidirte a emprender tu negocio, el mundo del vending es una excelente opción. ¿Por dónde empezar? En Grupo Biz, nos dedicamos a la Venta de Máquinas Vending. ¡Cotiza con nosotros!




No hay comentarios:

Publicar un comentario