martes, 22 de enero de 2019

Errores comunes al iniciar un negocio


Los errores durante el inicio del emprendimiento pueden desencadenar muchos problemas: pérdidas de dinero, pérdidas de ventajas competitivas, reducción de ventas, problemas legales o, incluso, llevar a la ruina total del negocio.

Algunos estudios arrojan que el 75% de los nuevos negocios fracasan en los primeros tres años de su existencia, por diversos factores en común que no les permiten continuar creciendo. Para que no te pase, desglosamos los principales problemas que enfrentan los emprendedores, y algunos consejos sobre cómo contrarrestarlos:

Querer crecer demasiado rápido: Cuando iniciamos la vida de emprendedor, estamos emocionados por la nueva aventura, llenos de tanta actitud y energía que queremos ver los resultados tan pronto iniciemos el negocio. Pero es justo en este punto donde debemos mantener la calma, y no hay que confundirnos, la calma no es lo mismo que la despreocupación. Debemos conservar la calma y mantener la cabeza siempre fría, sabiendo que el negocio tardará en repuntar. Esto es normal, incluso debemos considerar herramientas de medición para el crecimiento del negocio, dichas herramientas se deben aplicar periódicamente para verificar si estamos creciendo, nos estamos manteniendo o vamos en picada. Nuestro negocio nunca dejara de crecer, por lo que debemos entender que necesitaremos más de una semana para llegar a conquistar nuestro mercado e, incluso ya siendo los líderes, siempre debemos estar en búsqueda de más crecimiento.

Emprender en algo que sea "moda", porque con el tiempo dejará de tener éxito. Cuando tenemos una idea de negocio, lo recomendable es desarrollarla por lo menos un par de meses, y después replantearnos si sigue siendo una buena idea. Los mercados cambian día con día y esto afecta desde las empresas más pequeñas hasta las corporaciones más grandes. Como emprendedores, debemos estar siempre atentos a lo que sucede a nuestro alrededor y saber detectar cuando una moda es pasajera y cuando se quedará con nosotros por mucho tiempo y vale la pena invertir en ella. Hacer negocios con las modas y tendencias no es mala idea, pero debemos tener siempre presente que lo que el día de hoy es un negocio redondo, el día de mañana puede estar en el olvido.

Confiarse y no dedicarle el tiempo suficiente: Cuando vemos a un emprendedor siempre le admiramos que es su propio jefe y que seguramente tiene todo el tiempo del mundo para hacer lo que le plazca. Y probablemente, así es, pero con unas ligeras diferencias. El emprendedor tiene todo el tiempo que quiera para hacer lo que más le guste, pero un buen emprendedor sabe que su tiempo es dinero y debe aprovecharlo de la mejor manera para continuar creciendo su negocio, porque en esta situación, la empresa crecerá en proporción al tiempo y dedicación que se le otorgue. 

Gastar todo el dinero ganado en vez de reinvertir: Un error muy común, y considerado como de “novato” para los emprendedores es la mala administración de sus ingresos. Cuando obtenemos nuestras primeras ganancias seguramente nos sentiremos victoriosos y alegres, pero no debemos olvidar que ya no hay ingreso seguro mes con mes, como si fuésemos empleados. Ahora todo lo que ingrese a nuestros bolsillos será todo lo que tengamos, por lo que debemos hacer un uso muy responsable de estos ingresos. Para evitar este error, lo recomendable es asignar un porcentaje de las ganancias como “sueldo” y tomarlo como un gasto fijo, de esta forma el resto de los ingresos serán ganancias totales para reinvertir en nuestro negocio. 

En Grupo Biz, te apoyamos y te apoyamos y te asesoramos para que no cometas estos errores de principiante. Cotiza con nosotros para que empieces tu primer Negocio de Máquinas Expendedoras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario