martes, 22 de enero de 2019

Ventajas y desventajas de emprender un negocio


¿Has soñado con dejar de depender de las condiciones de un empleo en el que no ves aumento de sueldo ni mejora de prestaciones? Como muchas personas, seguramente deseas gozar de mayor disponibilidad de tiempo para estar con tu familia, cuidar tu salud y llevar a cabo proyectos personales sin que eso signifique perder la estabilidad económica.

Con ese pensamiento en la mente, cada vez son más las personas que se deciden a emprender, soñando con realizarse de manera personal, profesional y familiar.

Aunque las ganas son fundamentales para lograr el objetivo, no todas las personas que las tienen poseen los conocimientos, la preparación financiera, física y mental para dar el paso, y principalmente, no todos saben cómo avanzar y cuáles serán las ventajas y desventajas que enfrentarán en el trayecto.

Para que no te pase, a continuación, te presentamos las ventajas y desventajas de emprender un negocio propio, que sin duda te dejarán con las ganas de iniciar por tu cuenta.

Ventajas: 
  • Trabaja a tu ritmo: Este punto es quizá el más atractivo para los emprendedores, por eso es muy importante no confundirlo con trabajar menos, o hacer desidia. Si bien, empezar desde cero con algo propio requerirá redoblar esfuerzos más de una vez, podrás ir a tu paso, olvidándote de los horarios de oficina, y de seguir las instrucciones de un jefe o el plan de trabajo de una empresa que no es tuya. De esta manera, tendrás la libertad y la responsabilidad de organizar tu agenda diaria, de acuerdo con tu ritmo y preferencias de trabajo, para hacer más eficientes y aprovechar al máximo cada una de tus actividades.
  • Establece tus propias reglas y horarios: Esta una de las más valoradas ventajas de no tener que rendirle cuentas a nadie. Hay ocasiones en las que estar bajo la exigencia de un empleo formal nos impide aprovechar la creatividad que llega en plena madrugada, o asistir a compromisos familiares que ocurren en el transcurso del día. Emprender y tener algo propio te permitirá romper la convencionalidad de horarios y trabajar a tu ritmo, con tus propias reglas, desde donde tú quieras y como mejor te convenga.
  • Deja huella sin límite de ingresos: Cuando estás bajo la tutela de un jefe, económicamente no importa cuánto te esfuerces, qué tanto propongas nuevas ideas ni qué tan comprometido estés con la empresa, ganarás siempre tu sueldo establecido, y quizá algunas veces accedas al pago de horas extras, pero nada más. Cuando te decides a crear desde cero algo propio, además de dejar huella en el mercado, poniéndole a tu negocio toda la pasión, creatividad y originalidad de tu estilo, no habrá tope de ingresos. Si bien, iniciar tu propia empresa será demandante, sobre todo los primeros meses, después verás que cuanto más trabajes o cierres más contratos con clientes, mayores serán las recompensas para tu bolsillo, sin límite.
Hablar de desventajas de tener un negocio propio es un tanto complicado, ya que son mínimas y van de la mano con el riesgo que acompaña al inicio de todo proyecto, y sin duda, son muchas más las cosas buenas que derivan de emprender.

Sin embargo, debes tomar en cuenta que tomar tu propio camino requerirá una dosis mayor de responsabilidad, preparación y energía. 
  • Responsabilidad: El hecho de que no existan reglas establecidas por alguien más, o un reloj monitoreando tu tiempo de inicio y término de trabajo cada día, puede hacer que las tareas se vayan postergando o tomen más tiempo del debido, haciéndote perder además de los días, dinero. Por eso, a la hora de tomar las riendas de un negocio propio, debes cuidar, con inteligencia y buena gestión, el tiempo activo y establecer prioridades y objetivos de entrega de cada cosa.
  • Preparación: Tu mente, cuerpo y cuenta bancaria deben estar preparados para enfrentar y respaldarte en la nueva aventura. Recuerda que, para disfrutar de todos los beneficios que conlleva emprender, establecer buenos cimientos de tu propia empresa requerirá fortaleza y perseverancia de espíritu, horas y horas de trabajo, y riesgos económicos. Prepáralos bien.
  • Energía: Cuando colaboras en una empresa, normalmente tienes bien delimitados tus deberes y tareas. Al inicio del emprendimiento, probablemente deberás jugar todos los roles: serás mensajero, negociador, redactor, publicista e incluso personal de aseo. Aunque seguramente disfrutarás cada uno de ellos, sabiendo que lo que haces es para tu propio crecimiento y futuro, así como de tu familia, todas estas tareas son muy demandantes de energía y generar algo de estrés y preocupaciones sobre la marcha. Prepárate.
En Grupo Biz te recomendamos que inicies un negocio en el que te puedas realizar y que te permita gozar de las libertades de emprender. Descubre con nosotros cómo puedes emprender un negocio de Máquinas Vending en México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario